NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Tintas en estampados personalizados

Tintas en estampados personalizados

Con las camisetas personalizadas, cada gota de tinta cuenta. En este post trataremos de desvelar las claves de la importancia de las tintas para la estampación de camisetas en las diferentes técnicas de estampación.

En el mundo de las camisetas personalizadas, cuando realizas el pedido de una estampación sobre camisetas, es importante considerar las tintas que se van a utilizar. Por eso, en este contenido vamos a tratar d  e explicar los motivos de las variaciones en trabajo, tiempo y precio de algunos de los principales métodos de estampación, partiendo de este elemento tan fundamental para este trabajo.

Chico con pintura

En camisetas de algodón, la impresión directa es una de las técnicas más apreciadas y avanzadas de la personalización textil de los últimos tiempos. Es similar a la serigrafía, pero con la práctica totalidad de sus procesos automatizados y con más posibilidades a la hora de estampar colores. Además, no precisa hacer pantallas ni fotolitos. Por ese motivo la impresión directa entra con fuerza y se impone a la elección de muchos a la hora de hacerse con camisetas personalizadas.

Tintas de impresión directa

No obstante, cuando estamos ante pedidos de grandes tiradas de camisetas con pocos colores en los diseños a estampar compensa utilizar la técnica de la serigrafía por ser una opción más económica. Eso si, insistimos en que siempre y cuando el diseño tenga pocos colores ya que, de lo contrario, saldría mucho mejor estampar con impresión directa.

En la serigrafía trabajamos con tintas que se vierten sobre la camiseta directamente con lo que, a través de las plantillas (pantallas o fotolitos) se define qué partes pintar. En la serigrafía, el trabajo y la velocidad de consecución recae en el operario encargado de realizar esta labor. Es un proceso más artesanal, por llamarlo de algún modo, en comparación con el resto de técnicas.

Las tintas, en la impresión directa, están colocadas en la máquina y es ésta la que se encarga de dosificar en la medida de lo necesario cada proporción en función del diseño. Los cartuchos de tinta los provee el propio fabricante y el condicionante económico lo definen varios factores. Entre la propia inversión inicial de las máquinas, la calidad de los sistemas para dosificar la tinta en su justa medida y el sistema de recarga de tintas, si bien se trata de cartuchos estancos o de depósitos re-cargables. A más zonas de grandes masas de tintas por abarcar de la imagen a estampar, más gasto de tinta. El trabajo lo realiza, en gran parte, la impresora por lo que el tiempo viene determinado por la velocidad a la que imprima la máquina.

Paralelamente, están las otras técnicas de estampación para obtener otros resultados como los que ofrece el bordado, el vinilo, el hotprint, la sublimación o la pedrería.

Logotipo bordado

Más allá de los gustos por un acabado u otro, es importante considerar que hay técnicas que solo se pueden aplicar con determinados tejidos. Como sucede con la sublimación, que solo se puede llevar a cabo en prendas 100% poliéster y de color claro para que el tintado de la camiseta no se mezcle con el del diseño.

Y a la inversa. Hay tejidos que solo pueden estamparse con determinadas técnicas para que puedan llevar personalización. Por ejemplo, en las chaquetas, parkas o polares, lo conveniente para imprimir un diseño sobre estas prendas es emplear la técnica del bordado, para que así el diseño se pueda quedar perfectamente adherido.

Volviendo al tema de las tintas, para el caso de la sublimación, como en la impresión directa, las definen los fabricantes de las impresoras. El proceso no se queda en la simple impresión del diseño, si no que también se combina con el trabajo del encargado de la estampación para después realizar el resto de pasos necesarios hasta conseguir nuestras camisetas personalizadas con esta técnica.

Por otro lado, en los métodos con los que trabajamos con vinilos no se contabiliza la tinta, porque se trata de materiales que ya tienen su propio color. Para el caso del hotprint, se imprime con tintas con una impresora especial sobre un soporte, que posteriormente se plasma sobre la prenda quedando con unos acabados similares a los del vinilo, una lámina o fina película superpuesta sobre la tela. Un efecto de relieve muy común para escudos deportivos, como sucede con el bordado.

Plotter de impresión y corte Pelando vinilo textil

Al igual que en otras técnicas en las que interviene una impresora, con el hotprint se utilizan tintas y sistemas especiales para este fin, por lo que también se considerarán sus niveles a la hora de optar por esta técnica para conseguir nuestras camisetas personalizadas. Y, como venimos diciendo con todas las demás técnicas, lo conveniente es usar las que son propias del fabricante de la máquina. Así te aseguras que la impresión salga limpia y los cabezales tarden más en desgastarse. También, se precisa de un técnico para terminar el proceso de impresión con este método, ya que después de imprimirse el diseño en la máquina, queda preparar el soporte y someterlo a calor con una prensa térmica para, finalmente, espamparlo sobre la camiseta.

Plancha textil

Todas estas técnicas son diferentes opciones validas para llegar al mismo fin, obtener camisetas personalizadas, aunque diferenciadas por el tipo de acabado que conseguimos con cada una de ellas, por el proceso a realizar, por los tejidos sobre los que pueden trabajar, por el precio y, sobretodo, por las tintas empleadas.

Botes de pintura

Por lo tanto, las tintas cuentan pero también son otros los factores determinantes a la hora de elegir una u otra técnica, para conseguir una mejor optimización de los recursos, ahorro y calidad garantizada.

Acerca de Anna A. Llorens Seguí

Diseñadora gráfica y Content Manager en Rafa’s Textiles

Mira también

Técnicas para personalizar camisetas de forma segura

Todas las prendas en general, en función de su composición, les va mejor unos métodos …