T

The Fantone: “Podría definir mi forma de trabajar en base a un concepto: Entusiasmo”

Álvaro, conocido en el mundillo del diseño para camisetas como The Fantone, es un diseñador gráfico de Barcelona que lleva 10 años ejerciendo e inspirando a la gente con ese carisma y esas ganas de vivir tan contagiosas.

Nos ha encantado hacer esta entrevista. Álvaro, es súper curioso y entusiasta en todo lo que hace, con referencias ochenteras y noventeras, que ya sabes que nos encantan. Es amante del cine, las series, la música, los videjuegos… Pues si a su curiosidad, a su estilo nostálgico de los años 80 y todas las increíbles referencias, se le suma esa energía que tiene Álvaro para hacer sus diseños, tenemos a The Fantone.

Empezó dibujando sus muñecos de Vodoo tan característicos en los ratos muertos y tubo una gran repercusión en su entorno, lo que le dio el empujón para apostar por realizar diseños para camisetas Frikis.

Si quieres saber más de Álvaro, no dudes en seguir leyendo esta entrevista, pero antes échale un ojo a todos su diseños ¡te van a encantar!

¡Empecemos!

Cuéntanos un poco tu historia ¿Cómo empezaste en el mundo del diseño?

Mi nombre es Álvaro Moldes, soy un diseñador gráfico de Barcelona, ejerciendo desde hace ya casi 10 años en esta profesión. Podría decir que mi carrera como creativo comienza desde que, de niño, empecé a coger un lápiz y lo empezaba a mover sobre cualquier pedazo de papel o superficie que tenía a mi alcance. Desde bien joven tenía claro que quería enfocar mi vida en algo creativo, y la gente que me rodeaba, pienso que también lo veía bastante claro en mí. Ya con menos de 10 años empecé a dibujar mis primeros cómics, los cuales, acababa regalando a mis amigos del colegio, solo por el amor a dibujar.

Tengo la gran suerte de haber nacido en los 80 y haberme empapado de la cultura pop de los 80 y los 90, la cual, creo que a nivel de estímulos y contenidos para inspirar y entusiasmar a los espectadores, fue una fuente de pequeños espíritus inquietos como el mío. Siempre he sido un ávido consumidor de cine, series, ánime, videojuegos, y un amante de la buena música (desde los clásicos míticos a los que a día de hoy beben de aquellos que, en algún momento, cambiaron el panorama musical transgrediendo de algún modo). Y creo que, todo eso, junto con mi curiosidad y entusiasmo, han ido formando lo que soy ahora, y es por eso que trato de dejar un poco de ese sello en todo lo que hago.

¿Cómo definirías tu forma de diseñar? ¿Qué es lo que caracteriza y hace especiales a tus diseños?

Como he comentado, podría definir mi forma de trabajar en base a un concepto: Entusiasmo. Cada proyecto que se me presenta lo enfoco desde ese punto de vista, lo sintetizo todo a una idea básica, y es entonces cuando trato de relacionar esa idea básica con alguna vivencia, influencia o conocimiento evocado alrededor de los cuales pueda desarrollarla después. Es por eso, que creo que cada cliente recibe mis trabajos con una pequeña parte de mi historia en ellos. Me gusta que, cada trabajo que presento, sea algo que exhibiría en mi propia casa o no tendría problemas en revisionarlo una y otra vez. Esto provoca que, en el último momento antes de las entregas, visualice infinidad de veces para no dejar ningún detalle en el limbo y que, cada elemento en el que he trabajado tenga un sentido dentro de la composición. De manera que se conviertan en obras orgánicas, que, cuanto más se contemplan, más crecen, ya que el espectador (o cliente) poco a poco va leyendo los pequeños matices que he ido añadiendo para darle forma.

¿Por qué decidiste apostar por realizar diseños para camisetas y sudaderas?

The Fantone nació como una vía de escape para dar rienda suelta a todo aquello que me gustaba desde niño y huir de las pautas a la que te ves sometido a veces dentro de esta profesión, en la que has de regirte por unos códigos, unas reglas de identidad o unas condiciones que te impone necesariamente el cliente. La idea surgió hace unos 6 años, en una época en la que andaba buscando un nuevo trabajo en alguna agencia o empresa, y, para no perder la destreza usando los programas de diseño, un día se me ocurrió dibujar un muñeco de estética voodoo, al cual jugué durante algunos días a disfrazarlo de personajes icónicos: Freddie Mercury, Batman, Ironman, Jon Snow… Llegó un momento en que empecé a tener una colección considerable de hasta 20 personajes distintos, cuando se convirtió en una especie de afición que desarrollé para llenar los ratos muertos. Mi círculo de amistades, también nacidos en los 80, mayoritariamente son entusiastas de la cultura pop como yo, y algunos de ellos llegaron a ver estos  diseños cuando se los enseñaba, en principio, solo para echar unas risas. Pero fue en ese momento de ver que ya tenía bastantes diseños distintos, y que empezaban a funcionar como colección, que alguno de ellos me decía que tenía que pensar en hacer algo con estos personajes, ya que tenían cierta gracia y podían funcionar de cara al público. Así que investigué posibles opciones hasta que entendí que, el mundo del merchandising estaba sufriendo un boom importante gracias al auge de las series, los universos cinematográficos y los grandes videojuegos que han ido surgiendo en los últimos años y me propuse entonces crear mi propia marca para así explotarla y ver hasta dónde podía llegar. Tras encontrar la mejor forma de distribuir dichos diseños, a día de hoy llevo ya 5 años viendo cómo cada vez más gente está adquiriendo los productos que tengo a la venta y cómo poco a poco la idea que nació sin un cometido en un inicio, empieza a dar frutos convirtiéndose en algo cada vez más sólido. Y lo mejor de todo, es que es un proyecto que está creciendo en paralelo a mi trabajo, al que, ya no tengo que dedicar tanto tiempo como en un inicio, sino meter mano de vez en cuando para actualizarlo a las inquietudes del momento.

A la hora de diseñar, ¿en qué te basas, inspiras o qué influencia recibes?

El cine de los 80′ y 90′, la música que he escuchado desde niño, las series y dibujos animados que me han marcado, todo aquello que me genera entusiasmo o nostalgia y que siento que comparto con mucha gente de mi generación y de generaciones posteriores. Soy un hijo del pop y no hay mejor y mayor fuente de inspiración a día de hoy que todo lo que nutre esta cultura.

 

   

Cuando elaboras los diseños, ¿piensas en lo que te gustaría expresar a través de ellos?

En todo momento. En su día creé una especie de slogan para mi marca que decía así: “Diseño gráfico entusiasta al servicio de un mundo en color”. Creo que resume bastante bien lo que pretendía cuando empecé a pensar en explotar la idea en forma de marca. El entusiasmo lo mueve todo en mi día a día, trato de hacer solo aquellas cosas que me motivan más allá de lo físico. Quiero pensar que, cuando alguien compra uno de mis diseños, de algún modo analiza los pequeños detalles que contiene, que es mi forma de dar a entender que he sido minucioso en la creación, que lo he elaborado desde el cariño o respeto que le tengo a aquello que trato de representar.

¿Podrías contarnos cuál es tu proceso de trabajo? Desde que surge la idea hasta que consigues plasmar el diseño, ¿cómo lo haces?

Todo comienza en el momento en el que algo me llama la atención, o recuerdo algo que siempre me ha gustado en algún momento y que creo que comparto con mucha gente. Lo analizo en mi cabeza y acabo pensando que es algo que perfectamente encaja dentro del concepto theFantone. Entonces es cuando empiezo a hacer pruebas de diseño, busco fotos de cada personaje o idea para quedarme con todos los detalles y, empiezo a componer el diseño final. Ya, en último momento, viene el remate final, que es convertirlo en algo que la gente quiera adquirir y exhibir, añadir los elementos necesarios para dotar de personalidad al diseño dentro del contexto al que evoca y finalmente comprobar sobre una plantilla que el estampado funciona a nivel estético antes de lanzarlo.

¿Cuál o cuáles son tus temáticas favoritas para diseñar?

Lo que ya he comentado, la cultura pop en general, la nostalgia de los 80 y los 90.

¿Qué técnicas o programas de diseño son los que más utilizas o los que más te gustan?

Para los diseños que realizo en mi marca, principalmente Adobe Illustrator y, en algún caso muy extremo, hago algún remate en Photoshop. Pero en este caso me gusta trabajar en vectorial, pensandoo en la aplicabilidad de mis diseños, ya que este tipo de archivos permiten ser escalados a cualquier formato o tamaño, y nunca se sabe para qué voy a tener que aplicarlos en un futuro.

En mi entorno laboral habitual, lo que más manejo es Photoshop, Illustrator, Indesign, After Effects, Final Cut… Hago trabajo creativo 4×4 y es por eso que necesito manejar cuantas más herramientas posible mejor, y, a la vez, es una versatilidad que disfruto mucho.


«Ya con menos de 10 años empecé a dibujar mis primeros cómics, los cuales, acababa regalando a mis amigos del colegio, solo por el amor a dibujar»


¿Qué requisitos consideras necesarios para ser un buen diseñador?

Mucha constancia, paciencia, entusiasmo por lo que se hace y empatía en el sentido de ponerse en la piel de la persona que va a recibir nuestro trabajo, pues, al fin y al cabo son sus ojos los que compran la pieza, no los nuestros, y hay que tener bien claro lo que espera el cliente, nosotros solo hemos de hacer nuestra magia y ponerlo dentro del espectro visual que él espera.

¿Algún consejo para diseñadores aficionados que quieran profesionalizarse en el diseño de camisetas?

Que no se esperen desde el minuto 1 que todo el mundo va a querer comprar lo que hacen. Es muy importante creer en uno mismo y en lo que uno hace. Vivimos en un mundo sobrecargado de estímulos, y a veces lo que nosotros consideramos algo muy relevante, queda muy apagado por aquello que lo rodea, o los intereses de cada momento. Yo con mi marca he tenido que esperar mucho hasta llegar al momento en el que siento que empieza a tener una respuesta positiva. Ha habido épocas en las que la he aparcado para dedicar mi tiempo a otras cosas porque sentía que no era su momento, pero no he dejado de apostar por ella, luego han venido otros momentos en los que he pensado que era conveniente volver a poner las manos en ella para adaptarla a la situación o a algún acontecimiento que sentía que iba a potenciarla. Por poner un ejemplo, el primer diseño que realicé de todos los que hay en mi tienda fue el que hace referencia a Freddie Mercury, aquello fue hace 6 años, y siempre ha sido un diseño que ha pasado discretamente por mi catálogo hasta el pasado año que, con el boom de Bohemian Rhapsody en el cine, se ha convertido en el diseño más vendido en la historia de mi tienda. Es un buen reflejo de lo que quiero dar a entender a aquellos que quieran apostar por esta aventura.

Más de The Fantone en:

Facebook Demonigote

Utilizamos cookies y herramientas similares para mejorar tu experiencia de compra, prestar nuestros servicios, entender cómo los utilizas para poder mejorarlos, y para mostrarte anuncios. Terceros autorizados también utilizan estas herramientas en relación con los anuncios que mostramos.