T
Astenia primaveral

¿Qué es la astenia primaveral?

Ya ha llegado el buen tiempo… y con él, la temida astenia primaveral

 La primavera hace que los pajaritos canten y salgan un montón de florecitas. Los días son más largos y te da tiempo a hacer más cosas, pero… tú estás supercansad@ sin ningún motivo y sientes que no puedes con la vida.

¿Has oído alguna vez acerca de este decaimiento en primavera? ¿No? ¿Crees que te ha pasado? Sigue leyendo, seguro que te interesa. 

La astenia primaveral se presenta como una fatiga generalizada, tanto a nivel físico como mental. ¿Conoces la sensación de no poder con la vida? Pues justo esa expresión es la que mejor define a la astenia primaveral.

Te cuesta levantarte de la cama, pensar en ir al trabajo te agota y todo se te hace bola. No te preocupes, no te pasa nada raro. Cada año, con el cambio de estación muchas personas experimentan este estado, que aparentemente no tiene una causa clara. Se suele asociar al cambio climatológico y/o horario, al pasar de invierno a primavera. También puede manifestarse cuando sufrimos periodos de mucho estrés o ansiedad en nuestra vida cotidiana. No es un problema grave, solo un poco molesto.

Los síntomas más comunes de la astenia suelen ser:

  • Cansancio extremo.
  • Somnolencia.
  • Falta de energía.
  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Dolor de cabeza.
  • Alteraciones del sueño.
  • Problemas de concentración.
  • Trastornos de la memoria.
  • Falta de motivación.
  • Pérdida del apetito.
hombre con astenia primaveral

La astenia suele durar una o dos semanas, en algunos casos hasta 20 días. Si bien es cierto que no podemos impedirla, podemos intentar mitigar sus síntomas y que sea lo más llevadero posible.

Astenia

Podemos adaptarnos a los cambios de hora antes de que se produzcan

De este modo nos iremos acostumbrando al nuevo horario gradualmente. Es importante tener en cuenta los horarios, sobre todo los de las comidas y a la hora de acostarnos, estos deben ser regulares. Para ello debemos establecer una rutina y cumplirla.

Astenia

Igualmente es muy importante respetar las horas de sueño

Si no descansamos lo necesario, nuestro cuerpo no tendrá la energía necesaria para funcionar todo el día. Para mejorar la calidad del sueño prueba a cenar al menos una hora antes de acostarte y, si es posible, una cena ligera. Cuando vayas a dormir no utilices el móvil u otra pantalla que te espabile y te dificulte dormir.

Astenia

Intenta llevar una dieta sana y equilibrada con alimentos de temporada

Incluye frutas y verduras frescas en tus comidas y reduce el consumo de alimentos procesados o hipercalóricos.

Astenia

¡Bebe agua!

Es un consejo tan evidente que parece tonto, pero tómate en serio el tema de la hidratación. Ahora empieza a hacer más calor y, por lo tanto, sudamos más y nuestro cuerpo necesita ingerir más líquido. Consejo, ten a mano una botella de agua y a la vista. Cada vez que la veas, ¡dale un trago!

Astenia

Muévete un poco

El ejercicio físico moderado está recomendado para muchas cosas, pues para la astenia también. Hacer algo de deporte te ayudará a liberar estrés y a generar endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina. Estas hormonas te ayudarán a conseguir una sensación de bienestar. Así que ya sabes 😉.

Astenia

No te automediques

Cuando nos sentimos un poco más decaídos de lo normal solemos pensar que con un suplemento vitamínico lo arreglamos todo, 🔊¡error!🔊 Antes de tomar ningún medicamento, debemos consultar con el médico o el farmacéutico. El exceso de ciertas vitaminas pueden ser perjudiciales para la salud.

Si te interesa saber un poco más de la astenia primaveral, te recomendamos que visites este artículo del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona. 

No obstante si notas algo raro, o la astenia dura demasiado tiempo, ve al médico. Con un reconocimiento y un análisis podrá detectar si está todo en orden o si hay algún otro problema que deba ser tratado.

Si después de nuestros consejos, decides empezar a cuidarte un poco más échale un vistazo a nuestra colección de ropa de deporte, para que la astenia te pille preparado.

En resumen, tal y como te hemos dicho antes, con todos estos consejos no evitarás padecer astenia primaveral pero sí podrás reducir los síntomas y ya de paso cuidarte un poco. Sobre todo ten paciencia y disfruta de la primavera. Piensa que en nada ya tenemos el verano aquí para disfrutar…

Utilizamos cookies y herramientas similares para mejorar tu experiencia de compra, prestar nuestros servicios, entender cómo los utilizas para poder mejorarlos, y para mostrarte anuncios. Terceros autorizados también utilizan estas herramientas en relación con los anuncios que mostramos.